Personajes Principales:

16 de junio de 2010

De nuevo era la anti-social del campamento, notablemente enfurecida con la supuesta muerte de mi hermano Alexander, perturbada por la confesión de Grisam, y consternada por la indiferencia de Gabriel. Todo lo sentía al mismo tiempo y me sorprendía que no hubiera estallado aún, fue entonces cuando agradecí ser una vampiro, torturada por dentro, pero esto no surgía efecto en mí de alguna manera física o corporal.

Giré violentamente para atajar un golpe de Neithan, un alumno de 16 años, el cuál había mejorado durante la última semana y apenas creía que fuera por mi.

Visualicé a Gabriel a un costado del “Arenal”, repentinamente y detrás de el, salió Adelle, sigilosa y malévola como siempre, yo quería desaparecerla con la vista, al menos deseaba tener aquel poder solo para aplicarlo con ella.

– Es todo por hoy – le dije a Neithan, en el que había reparado nuevamente.
– Gracias – contestó el, algo cansado.
– Has mejorado mucho – dije introduciendo mi espada dentro de su funda.
– Es porque eres mi maestra – dijo él con un poco de coquetería.

Le sonreí ampliamente y Gabriel carraspeó varias veces anunciando su presencia.

– ¿Qué pasa? – dije bruscamente.
– Necesito hablar sobre nuestra ida a las Brigadas – dijo cuando Adelle comenzó a acariciarle el hombro derecho.
– Creo que deberíamos hablar en privado – dijo Adelle cuando notó que Grisam nos miraba desde unas cabañas cercanas.

– Claro, vamos – dijo Gabriel dirigiéndonos a su respectiva cabaña.

Entramos y me senté en un sofá lejano a ellos. Adelle me miraba con expectación y yo evitaba su contacto.

– Vamos al grano – le dije a Gabriel, odiando aquel momento.
– ¿Quieres saber cuál es mi plan? – Gabriel había sembrado misterio en esas palabras.
– Necesito matar a Oralia… – hubo silencio, solo silencio.

– Odio a mi tía, sí, pero no podría facilitarte su muerte – dije al fin.
– … Y tendrás que decirle a tu padre que te unirás a mi – mis ojos abiertos como platos, se encontraron con los de él.

– ¿¿QUÉ??!! – Adelle y yo gritamos al unísono, pues al menos mi cerebro aún no creía esas palabras. La unión entre vampiros, era semejante a un matrimonio, solo que esto implicaba sangre.

– No es como parece Karim, necesito que tu padre confíe en mi, aunque sea por la mala – simplemente negué con la cabeza.
– ¡¿Y qué será de mi después?! ¡¿eh?! – añadí preocupada.
– No soy un monstruo Karim, no me atrevería a botarte –.
– ¡Todos somos un monstruo Gabriel! ¿qué no te das cuenta? – dijo Adelle un tanto despechada.

– ¡¿Qué dices?! – cuestionó Gabriel levantando la voz y fijándose en ella.
– ¡Pues que cada vez, haces cambios más radicales en los planes! – Adelle contestó.
– ¡Ese no es tu problema! – añadió Gabriel.
– ¡Es mi problema cuando todo el campamento corre peligro! – gritó Adelle, al momento que deseaba no ser parte de esa discusión.

– Deberías estar agradecida con mi pertinencia de tu estancia aquí – dijo Gabriel bajando su tono de voz.
– ¿Es por ella? ¡¿verdad?! – dijo Adelle señalándome con un dedo y componiendo una cara totalmente iracunda – ¡No te preocupes, no volveré a meterme en tu vida! – agregó.

La mujer salió disparada del lugar y a su paso dejo un aura de tensión.

– ¿Qué es lo que pasa Gabriel? Digo, entre tú y Adelle – mi pregunta lo tomó desprevenido, pues tardo en responder.
– Esta enamorada de mi – dijo Gabriel secamente.
– Umm – alcancé a decir.
– ¿Eso es algo que intervenga en tu decisión de ayudarme? – dijo de pronto.
– No, pero lo que sientas por mí si lo es – dije poco después de su pregunta, sin pensarlo y sin contemplarlo.

– Apenas y te conozco – respondió Gabriel son sequedad.
– Yo también – admití.

Nos miramos lo que me pareció una eternidad.

– La pregunta es: ¿qué es lo que tú sientes por mí? – arremetió Gabriel.
– Te lo diría si lo supiera – fue la única idiotez que se me ocurrió, pero era realmente cierta.

Gabriel sonrió y sólo pude suspirar ante esa reacción. Eres una tonta Karim. Me dije cuando se fijo en aquel gesto.

– Entonces ¿Cuál es la mejor forma de entrar a la Catedral? – Me preguntó centrándose nuevamente en el plan.
– Hay dos formas… – comencé, me había dicho a mí misma, que guardaría los detalles que pudieran jugar en contra de mi Brigada, pero mirar los ojos color miel de Gabriel, convertía mis palabras en agua, y esta fluía y fluía.

Gabriel, con una impresionante habilidad perceptiva y gráfica, trazó todos los detalles que iba relatándole. Dibujo los puestos de los guardianes y al llegar al rostro de tía Oralia lo rayoneó varias veces.

– Este es el pez grande – reanudó.
– Es el maldito pez, diría yo – Gabriel rió ante mi corrección e imaginé una vida entera con sus sonrisas, y supuse que nuestra “unión” ahora parecía algo bueno, sin pensar siquiera si sobreviviría a lo que nos aguardaba en Bristol.


Las siguientes semanas fueron de locura, y entonces, el plan se notó en todo su esplendor, Gabriel formaba grupos de ataque y me pedía mejorar la técnica de los espadachines que nos acompañarían, usaríamos espadas de plata, justo como la mía, sólo así se podía herir de gravedad o matar a un vampiro.

Se me hacía extraño el hecho de que el amigo de Gabriel no se hubiera aparecido por algún tiempo, pero era mejor de aquella manera, ya que así podía conseguir más tiempo a lado de Gabriel.

– ¿Tienes miedo? – le pregunté a Neithan después de terminar con el un día de entrenamiento.
– Si tu no tienes miedo yo tampoco – contestó.
– No, no tengo miedo – le dije sinceramente, revolviéndole el pelo.

– ¿Puedo hablar contigo? – me dijo la voz de Grisam al oído.
– Claro – me giré bruscamente. El tomó mi mano tratando de tranquilizarme y al momento, Neithan comprendió el gesto.

– Nos vemos luego, maestra – sonrió al igual que yo y se alejó.
– Y bien ¿Dime qué pasa? – le recordé a Grisam.
– ¿Has estado planeando algo junto con Gabriel? – me cuestionó.
– Aunque así fuera no te lo diría – respondí.

– Eso es lo que me preocupa, pero ¿puedes prometerme una cosa? – continuó.
– No sé, todo depende de que sea – afirme escéptica.
– No le confíes cosas importantes… – antes de que terminara de decirlo, mi mente divagaba en todo lo que ya le había contado a Gabriel – …El te traicionará, lo sé – puntualizó.

– ¿De dónde sacas eso Grisam? – mi alarma interna se había activado, causando pánico.
– Pues lo sospecho, solo lo sé – reí considerando eso como una falsa alarma.
– Sospechar no es saber algo Grisam, y en quién no confiaré es en ti, si sigues con esta actitud – amenacé.
– ¿No lo has notado Karim? – dijo Grisam con fastidio.

– ¿Ahora que es lo que no sé? – mi fastidio también aumentó.
– Al parecer siempre soy el portador de malas noticias, pero en esta ocasión creo que es algo bueno para ti – sugirió.
– No entiendo – contesté dudosa.
– Me he rendido Karim, no lucharé más por ti… – ante mi rostro de confusión, continuó – …He bajado los brazos Karim, ya no me interesa lo que creas o sientas por mi, pero aún así sigue importándome tu destino, y si el intenta algo contra ti, o si te obliga a hacer algo que no quieras, entonces lo pagará – resumió Grisam.

– No necesito que me protejas – le dije molesta.
– No te preocupes, ya lo hago – finalizó Grisam.

– Partimos esta noche – dijo Gabriel llegando de repente e interrumpiendo aquella “charla”. Comenzó a llover, y como si fuera un milagro, todos miraron hacia el cielo y yo despejé mi mente.

– Iré a prepararme – les dije a ambos manteniendo una sonrisa hacia Gabriel.
Pude notar, como Grisam fulminaba a Gabriel, yo solo seguí caminando entre la lluvia, y entonces, a mi espalda, alguien gritó.

6 Comments:

  1. Shadow of the dark said...
    Bonita vuelta! El capítula ha sido muy interesante.
    Espero leer el siguiente! :)
    Tengo nueva entrada, pásate si quieres.
    Shadow
    Belle Salmon marie said...
    El modo en que escribes me parece muy genial y interesante y Creo que deberias haceer un libro
    De verdad tu blog es muy Bueno y te prometo que seria un exito y yo lo compraria obio
    Bueno
    Publica pronto y miles disculpas por la molestia entre esas arpìas
    Cuidate
    Byee

    Rosebelle

    http://llevandomealcielo.blogspot.com/
    Athena Rodríguez said...
    Muchas gracias por tus comentarios, como dije, yo me aparto de esas problematicas.

    Me encanta tu blog y de nuevo gracias por pasarte :D
    DARKLIGHT said...
    hahahaha (:
    si bueno en fin
    lo unico que tengo
    en comun con esa
    gata sin cultura es
    exactamente que creo
    que yo tambien compraria
    tu libro !
    Athena Rodríguez said...
    Bueno pues espero que ya no se insulten, si quieren hacerlo en su blog adelante, pero no más en el mio.

    Saludos a las 2 y puedo decir que sus blogs son muy buenos para mi.
    ladymaria said...
    Me encanta tu blog.
    Voy a seguidores

Post a Comment



Related Posts with Thumbnails

Tablón de anuncios:

Ilustración ganadora:

Hecha por mi amiga Giuli de Hollywood-Editions.